Depuración de Aguas Residuales

La Directiva 91/271/CEE sobre el tratamiento de aguas residuales urbanas, estableció en 1991 que para acabar con el grave problema ambiental y sanitario que estaban provocando los vertidos de aguas residuales urbanas en los ríos y litoral de la Unión Europea, todos los núcleos urbanos mayores de 2.000 habitantes-equivalentes que vertiesen a ríos y estuarios, deberían contar con sistemas de depuración antes del 31 de diciembre de 2005.

El incumplimiento reiterado de la Junta de Andalucía de sus propios planes y compromisos explicitados en el Plan de Saneamiento de la Vega de 1996, en el convenio de 2006 y en el acuerdo del Consejo de Gobierno de 2010, está causando además de los graves problemas ambientales y sanitarios antes comentados, serios problemas legales para muchos ayuntamientos, ya que recientemente los tribunales de justicia han confirmado que muchos ayuntamientos de la aglomeración urbana carecen de autorización de vertido, por lo que sus situación actual puede derivar en responsabilidades penales y administrativas de los alcaldes y posiblemente de forma subsidiaria a los responsables políticos de la gestión del agua de la Junta de Andalucía.

(Ver la propuesta presentada por la ACG en el Pleno del Ayuntamiento)

En esta infografía te explicamos la trayectoria de la normativa en aguas residuales:

Evolución de la normativa en materia de aguas residuales