Contra la Fusión Hospitalaria en Granada

El mapa sanitario que prevé el Gobierno andaluz supone la fusión del Hospital San Cecilio y el Virgen de las Nieves en uno solo, el Complejo Hospitalario de Granada. Inicialmente, el San Cecilio se trasladaba al Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud (PTS), pero la Consejería de Salud decidió la fusión de ambos hospitales de referencia con una idea central, la de convertirlos en un único complejo con tres grandes sedes: una en el PTS, con unas especialidades; otra en la Caleta, con otras; y otra en Traumatología donde irá el Hospital Materno Infantil. Tres sedes que son un complejo hospitalario. Es decir, dos medios hospitales, cada uno con unas especialidades, y una maternidad.PTS Granada

Esto nos afecta de manera directa con la apertura del nuevo Hospital Clínico en el Parque Tecnológico de la Salud. Este Hospital estará situado muy cerca de nuestra localidad pero sin embargo no tendrá toda la dotación sanitaria que tenía en su actual emplazamiento.

En el Hospital Clínico del PTS faltarán entre otros servicios, ginecología, neonatología, matronas y pediatría. Faltarán recursos humanos y materiales disminuyendo el número de camas disponible por cada 1.000 habitantes. Se incumplirá la recomendación del documento “Maternidad Hospitalaria. Estándares y recomendaciones” del Ministerio de Sanidad (2009) en el que se indica que se debe “minimizar los recorridos de las mujeres atendidas en maternidad para garantizar la inmediatez de las actuaciones cuando se requieran otras unidades y servicios”. Un traslado de catorce kilómetros en una granada colapsada puede ser el tiempo necesario para salvar dos vidas, la de la mujer y la del bebé. El futuro hospital maternal de Granada será uno de los hospitales andaluces y españoles con mayor número de partos pero no dispondrá de ningún otro servicio que garantice la asistencia de la madre en una posible complicación durante el parto o tras el mismo.

Y no solo tenemos que contemplar situaciones de emergencia. En nuestro día a día a día, las vecinas y vecinos de nuestro pueblo tendrán que ir a Trauma o a San Cecilio para recibir servicios sanitarios que podrían tener en el Hospital del PTS, mucho más cercano.

No hay justificación alguna relacionada con la seguridad ni con la salud pública para llevar a cabo la fusión hospitalaria en Granada. Se trata de recortes de gasto público que redundarán en peores indicadores de salud general y, en particular, de las personas más vulnerables.

No obstante, estamos a tiempo de paralizar este modelo y que se colabore con profesionales del sector en la creación de un proyecto seguro. Estamos a tiempo de revertir la pérdida de seguridad que supone la fusión hospitalaria.

Recalcamos de nuevo en esta moción que la administración local, organizada a través de nuestros Ayuntamientos, es la más cercana a los ciudadanos y debe sumarse a las reivindicaciones de los derechos sanitarios de nuestros vecinos y vecinas.